“Responsabilidad Social Corporativa: Doctrina Social de la Iglesia“

El pasado jueves, 15 de noviembre, tuvimos una nueva edición de las Jornadas que organiza Ideas Club dentro del ciclo “10 Propuestas para fortalecer tu Libertad”. En esta ocasión el invitado fue Manuel Pizarro, que nos habló de “Responsabilidad Social Corporativa: Doctrina Social de la Iglesia“. Asistimos cerca de 100 personas que abarrotábamos el Aula BBVA de IESE Business School.

Algunas de las perlas que nos dejó Manuel Pizarro:

La Responsabilidad Social Corporativa, en las empresas son generalmente una gran mentira, que corre hoy en día, como lo son, ciertas Fundaciones, Grandes “Políticas Sociales”, Campañas de Imagen, que aparecen en espectaculares folletos, ya que ante estas propuestas, se olvidan de sus empresas, de sus empleados, o de su entorno, del respeto a la persona, y a sus principios.

Hay que pedir una actuación ética, férrea y adecuado, siendo la ejemplaridad lo más importante, basado en tres principios de: Pensamiento, Palabra y Acción, para que se cree un comportamiento adecuado dentro de las empresas. En la vida de la empresa cuesta mucho estar preparado para poder afronta todos los desafíos que atravesamos diariamente, manteniendo nuestra Ética y Moral.

Como preparación a su vida Pública, Jesús pasó 40 días en el desierto, los israelitas emplearon 40 años en atravesar el desierto para llegar y disfrutar de la tierra prometida. Cuando sale Jesús del desierto, tiene hambre, y el demonio lo tienta, en convertir las piedras en panes, así el egoísmo, para un empresario le lleva a cometer graves errores; le dice también, desde lo alto del templo, tírate que tus Ángeles te recogerán. La soberbia en el mundo empresarial, el creernos los empresarios, que somos muy superiores, hace que se comentan muchos errores irreparables, y por último, le pide que le adore, ya que le dará todas las riquezas del mundo entero. Lo mismo pasa a los empresarios, muchas veces adoran al becerro de oro, que ven al alcance de la mano, para tener ganancias a corto plazo sin importar ni los medios ni los fines, solo la riqueza inmediata, en donde todo vale para conseguirla.

El empresario debe de ser responsable y consecuente consigo mismo. Todos aquellos empresarios que se desvían del “Largo Plazo”, para conseguir beneficios o bienes a corto, como promociones o proyecciones políticas, poder social, conseguir contratos ventajosos en detrimento de las reglas establecidas o aquellos que abrazan la corrupción para tener un éxito inmediato, se desvían  del Objeto Social de su compañía, el cual no justifican con su trabajo, y lo cambian  todo para conseguir un beneficio personal y a corto.

Ejemplos:

Poner Stock Options (corto Placistas) muy suculentas a directores ejecutivos, tal y como decía un accionista, que se la jueguen conmigo en el beneficio a corto plazo, cuando lo importante es el largo plazo y la supervivencia de la empresa. El accionista mantenía que era imprescindible para todos los directores ejecutivos, al igual que él también participaran del corto plazo, pero el Objeto Social de la empresa y el deber de los directores, es el largo plazo, pasando por el corto, que es su responsabilidad del día a día.

El Banco más antiguo del mundo Barings Bank, dejó de cumplir su objeto social, ya que un broker del banco se dedicó en Hong Kong, a invertir en los Fondos de Derivados, (totalmente fuera de su objeto social), quebró el Banco, y con ellos miles de accionistas entre ellos la Reina de Inglaterra.

Al igual que Enron, (Houston, Texas, USA), la Compañía Energética más grande del mundo en el transporte de gas y electricidad, creó una Bolsa de Valores de Derivados de gas, y electricidad, (fuera de su objeto social) con el beneplácito de la Administración Americana, falsificaron las cuentas anuales, e hizo quebrar a la empresa y también, a nivel mundial, a la Compañía de Auditoria Arthur Andersen, que avaló dicha falsificación. Nadie fue a la cárcel, solo perdieron los millones de pequeños accionistas y algunos grandes inversores. (El mayor escándalo financiero de la historia).

Lo mismo pasó con los Fondos de Derivados, las Hipotecas Subprime (Lehman Brothers) en que los inversores grandes y pequeños, no sabían lo que estaba comprando y vendiendo, (solo el sello del Banco), estafando a millones de pequeños ahorradores y grandes y pequeños bancos en todo el mundo. Estas políticas de corto plazo crearon una crisis mundial bancaria, (que todavía perdura) muchos bancos cerraron al igual que muchísimos pequeños y grandes inversores perdieron todos sus fondos y ahorros.

El objeto social de una organización es sagrado. Cuando se sale del mismo hay un problema no solo dentro de la propia empresa, sino dentro de la misma sociedad tanto nacional como internacional.

El empresario, debe de ser fiel a su mandato y al objeto Social de la Compañía, no desviarse, cumplir con sus obligaciones tributarias, legales, sociales, salariales, de medio ambiente, etc.…

Si el empresario se equivoca, haciendo con sus decisiones corto placistas quebrar a su empresa, de acuerdo con la ley del mercado debe de salir del mismo, para que otra empresa ocupe su lugar.

El mercado debe de estar regulado, al igual que la economía, ya que, si todo vale, no se respeta la libertad de sus miembros y volveremos a la jungla en donde todo vale para mi beneficio. La justicia afecta a todas las fases de la actividad, al igual que la corrupción implica un castigo ejemplar a los culpables.

Las empresas no son sólo los accionistas, lo son también los llamados Stakeholders, a los que hay que prestar toda la atención: trabajadores, proveedores, consumidores, clientes, bancos, competencia, mercado, como región y país, etc.

Las empresas deben de trabajar, por el bien común, por los principios de ética y coherencia en la sociedad, por ejemplo, el caso de una TV, que proponía la inversión en espacios publicitarios en un programa de gran audiencia, pero este mismo el canal de TV, tenía unos programas que no eran éticos, se rechazó la propuesta. Hay que ser coherente y valiente, no todo vale.

Decía un campesino muy sabio que todo rebaño necesita un pastor, que le guíe, pero también necesita de un perro que le ayude a mantenerlo agrupado, y que muerda, cuando sea necesario, especialmente cuando uno se desvía.

Las empresas se forjan cuando vienen mal dadas. Como empresarios debemos de estar encariñados (apasionados) con lo que hacemos, debemos de amar nuestro trabajo. Cuando no amas lo que haces, no amas tu trabajo, vas al fracaso.

Las formas en el trabajo son fundamentales, la moral y la ética, van juntas. El que lo ha hecho bien que se quede. Pero el que lo hace mal que salga del mercado.

Por último, en la empresa debe de haber: Transparencia, Libertad y Buenas Norma

La conferencia de Manuel Pizarro comenzó con la cita de la Encíclica “Caritas in Veritate, tercera de Benedicto XVI (abril.2010), encíclica de carácter social , y como continuación de La “Centesimus Annus”, de Juan Pablo II, (mayo 1991), con ocasión del centenario de la “Rerum Novarum”, dirigida a los Obispos, al Clero a las Familias religiosas, a los Fieles, y a todos los hombres de buena voluntad  .

En 1891 el Papa León XIII en la encíclica “Rerum Novarum” dejó patente su apoyo al derecho laboral de «formar uniones o sindicatos», pero también se reafirmaba en su apoyo al derecho de la propiedad privada.

La Doctrina Social de la Iglesia es un conjunto de normas y principios referentes a la realidad social, política y económica de la humanidad basados en el Evangelio y en el magisterio de la Iglesia Católica.


Este post está hecho con las notas tomadas en directo por Carlos Platard De Quenin Camon

 

Códigos de Ética Empresarial: Los Diez Mandamientos

Dios creó y educó a su pueblo para preparar la venida de su Hijo, figura en los libros Éxodo y Deuteronomio, (o Pentateuco, 5ª libro de Moisés, escrito antes de la entrada en la Tierra Prometida), se escribieron después de las legislaciones Babilónica y de la Egipcia, las cuales  influyeron en estos dos libros.

En principio los mandamientos fueron 17, pero quedaron reducidos a 10, para mayor facilidad de recordación y con dos conceptos claros: Amarás a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo.

Cuando se produjo la Salida de Egipto del pueblo Judío, (no salieron todos, se quedaron los Judíos Falashas de raza negra que estaban al sur de Egipto). El pueblo Judío necesitaba de unas leyes escritas para su convivencia en su devenir en el desierto, ya que la convivencia resultaba ardua, entonces Dios reveló a Moisés los Mandamientos de la Ley.

De los 10 Mandamientos revelados por Dios pasamos a dos, estos son Naturales. El decálogo es una Ley Natural, que necesitamos para nuestra convivencia

José Ramón Pin Arboledas

San AGUSTÍN basa estos mandamientos en el Amor, por Amor a Dios y al prójimo, y Santo Tomás, nos dice que el concepto es racional, concepto Aristotélico

Son útiles porque son buenos, y Dios nos los reveló.

En USA, dicen que las personas que siguen los 10 mandamientos tiene mejor vida personal

Los 10 Mandamientos son normas de Convivencia, son necesarios, pero no son suficientes.

Los tres primeros son de amor a Dios, los 7 segundos están basados en la ley del Talión. Estos últimos son modificados por Las Bienaventuranzas, que introduce el concepto de Perdón y de Misericordia. Son la base de la dignidad de los seres humanos, y la base de las civilizaciones más desarrolladas, de respeto a las personas, y son la base de los Derechos Humanos

II PARTE

La Empresa es una sociedad de personas, para el desarrollo, y para crear riqueza. Requiere de normas de convivencia en la sociedad. Los tres primeros mandamientos son los básicos, y junto con resto se crean los Códigos Éticos, los cuales generan los Valores de la Convivencia entre las personas.

Por ejemplo, los Códigos Éticos de varias multinacionales, como: Nestlé, Flowserve, Inditex, en el que se describen estos códigos, son las reglas de convivencia interna, entre empleados, accionistas, y externa con clientes, proveedores, Instituciones, gobiernos, etc…

Se empiezan por las bases y se continúan con el resto, para formar la base de la Convivencia Empresarial. Ejemplo: No robarás, No calumniarás, etc…

Los 10 mandamientos no son suficientes, estos necesitan estar acompañados del Perdón, y de la Misericordia, hay que decir al empleado lo que puede hacer, de forma que las prácticas del negocio no impidan el desarrollo ético de los mismos, ni dañen la convivencia ni la imagen de la Compañía.

Las Prácticas Éticas son el respeto entre personas, tanto dentro de la empresa como fuera de ella.

La Normas Éticas de la Compañía deben de ser cumplibles, que se expliquen a los empleados incluso mediante ejemplos: preguntas y respuestas, seminarios, deben de estar inmersas dentro de un proceso de participación y comunicación, e información. Dentro de la empresa el proceso debe de ser continuo, en especial para aquellos que acaban de entrar, también en cuanto a castigos y en premios. Por ejemplo, en Nestlé, se pide a un nuevo empleado que no aporte información de su antigua Compañía, y se pide lo mismo cuando salga del grupo. Respeto continuo a las interioridades de cada empresa

Liderazgo en la empresa, consigue y mantiene los Principios de la Ética. Si los que lideran a la empresa son personas éticas, con una vida recta, la aplicación de estas Normas de Ética, serán pieza fundamental en le desarrollo y futuro de la empresa. En caso contrario, aunque estén las Normas Éticas escritas, si los líderes no son del todo éticos, es probable que dichas normas no se cumplan. Es decir, que depende tanto de las Normas escritas como de las personas, empezando por los que son líderes y dirigentes.

Objetivo de las Normas éticas, defender los intereses de la Compañía, en su modo de hacer, de forma que las normas de Ética, deben de ayudar a las virtudes  de los empleados, apoyar su desarrollo dentro de la empresa y fuera de la misma dando una imagen de empresa comprometida con la Sociedad.

Trata al hombre tal y como es y será como es;  ó trátalo  como puede y debe ser, y se convertirá en lo que puede y debe ser. Goethe 


Este post está escrito con las notas que Carlos Platat tomó en la conferencia que impartió José Ramón Pin Arboledas en el IESE el pasado 8 de febrero de 2017 con el título “Los Códigos de Ética Empresarial: Los 10 Mandamientos”